corprefer.com

Gestión Desempeño: Dilema de la Automatización

Antes de comenzar con la lectura…  ¿ sabías que puedes fomentar la productividad y el desarrollo del capital humano desde una misma plataforma?
¡Pide ya tu demo por 30 días gratis! Ingresa aquí.


Curado por Andrés Camilo Gallego en 22 de julio, 2021.

Hasta que punto la automatización de la Gestión del Desempeño ha causado que el proceso pierda el verdadero sentido y evite que los colaboradores realmente se involucren y comprometan.

Me ha tocado participar en muchas implementaciones de plataformas tecnológicas en departamentos de Recursos Humanos, y particularmente me ha llamado mucho la atención una nueva tendencia.

No podría decir qué pasa en la mayoría de los casos, ni podría asegurar que pase en tu organización, pero si es cada vez más frecuente: querer automatizar de la A a la Z todo el proceso de la gestión del desempeño.

La pandemia del año 2020 sin duda vino a que muchos departamentos de Recursos Humanos aceleraran la digitalización de su área.

Especialmente la digitalización de la gestión del desempeño. El trabajo a distancia de una parte del personal hizo indispensable que se pudiera tener medición de la productividad de un colaborador.

Pero esto no quiere decir que nunca antes se haya buscado digitalizar la gestión del desempeño. Solo que con mucha frecuencia estos proyectos de digitalización tendían a fracasar. En la mayoría de los casos, porque los usuarios no daban seguimiento.

Las explicaciones eran muchas. Sistemas muy complicados. Falta de tiempo. Objetivos difíciles de medir. Entre muchas más.

Entonces, enfrentados ahora si con una mayor necesidad de digitalizar la gestión de desempeño por el Home Office, los departamentos de Recursos Humanos han salido a la búsqueda de una solución que si de resultados.

Para poder llegar a una conclusión, analicemos primero cuáles son los retos a los cuales se enfrenta la digitalización de la gestión del desempeño.

Retos de la digitalización de la gestión de desempeño

1. Visibilidad:

  • Poder gestionar el desempeño de un equipo de manera digital requiere permitir tener una visión completa de los objetivos de tu equipo.
  • Idealmente, debes de tener visibilidad también de los objetivos de tu compañía y de tu departamento.

2. Rapidez:

  • Desplegar una plataforma de gestión de desempeño no te debe de tomar más de unas cuantas semanas.
  • Si requieres de más tiempo esto es seguramente síntoma de que el sistema o el proceso es demasiado complicado. Y esto sin duda se transformará en dolores de cabeza para tus administradores y para tus usuarios.

3. Facilidad de uso:

  • La plataforma debe de permitir que todos los usuarios dediquen poco tiempo en gestionar su desempeño. Y que al mismo tiempo, está les brinde información importante.

Analizando estos retos, es el último el que con frecuencia ocasiona que nos queramos centrar en que todo sea automatizado.

Si eliminamos la necesidad de que los usuarios deban de gestionar su desempeño, ya no importa que sea sencillo el uso de la plataforma. Al menos serán muy pocas las personas que deban sufrir de este proceso.

El problema de esta solución es:

1. Perdida de compromiso:

  • Al automatizar el seguimiento de indicadores, al grado que el usuario no deba interactuar con la plataforma, el usuario perderá una asociación con sus indicadores, no se adueñará de ellos.
  • Especialmente en el segundo o posteriores años. El primer año la plataforma será una novedad, e involucrará que todos los usuarios definan por primera vez sus indicadores en conjunto con su líder inmediato o el ares de Recursos Humanos.
  • Pero para el segundo año, los usuarios irán perdiendo poco a poco un sentido de pertenencia al proceso, y eventualmente solo entrarán a el cuando sea obligatorio al fin de año para temas de bonos y compensaciones.

2. Interacción necesaria:

  • Automatizar la gestión de desempeño necesariamente requiere que los usuarios tengan una convivencia con otro tipo de plataformas. En algún momento deben de hacer cierto input o asegurar que cierta acción se registre en un sistema.
  • En muchos casos es posible que se logre automatizar el seguimiento de ciertos indicadores. Pero muy difícilmente se podrá conseguir de todos.

3. Desconocimiento de objetivos:

  • Poco a poco tus colaboradores irán perdiendo un sentimiento de pertenencia a la organización, y no verán con claridad que relación tiene su puesto con los objetivos del negocio.

Es muy importante que en nuestra búsqueda de automatizar todos los procesos de gestión de desempeño e indicadores, no nos olvidemos que en todos ellos el talento humano siempre es el detonador de su cumplimiento, y por lo tanto, cada colaborador debe de formar parte integral de todo el proceso de gestión.

Si logramos hacer esto, y asegurando que todo el proceso sea intuitivo, las probabilidades de éxito serán mucho mayores.

Artículo extraído de Integratec, escrito por Roberto Coindreau y publicado el 08 de julio de 2021.

Vea el artículo original aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *