corprefer.com

Inteligencia artificial: la apuesta de los países latinoamericanos para regular y fomentar su uso

Adaptado por Andrés Camilo Gallego en  09 de abril, 2021.


Diversos países vienen trabajando estrategias para aprovechar esta herramienta tecnológica que a todas luces genera grandes beneficios para el sector público y privado, pero también varios debates éticos sobre su utilización.

Tras los primeros meses de la pandemia, muchos gobiernos decretaron prolongadas cuarentenas que fueron acompañadas de subsidios para las poblaciones más vulnerables e impactadas por el confinamiento, ante la imposibilidad de salir a trabajar.

Colombia no fue la excepción y emprendió el programa Ingreso Solidario, que implica la entrega de un bono de 480.000 pesos colombianos (US$ 130 aproximadamente) y que a la fecha ha beneficiado a más de tres millones de colombianos. Para ello, el gobierno utilizó la inteligencia artificial (IA) para cruzar gran cantidad de información de las bases de datos del último censo de población, de las empresas de telecomunicación y del Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisben), logrando identificar con mayor precisión qué ciudadanos eran los que más necesitaban este subsidio.

“El uso de la IA ha sido clave para el análisis de información y desarrollar programas de subsidios en Colombia. Hoy, el programa Ingreso Solidario ha funcionado apalancado por esta tecnología que ha permitido determinar a dónde y a qué parte de la población deben ir estos subsidios. El país lo logró utilizando la IA para mejorar las capacidades técnicas”, dice Armando Guio, consultor de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina).

Y es que ya en noviembre de 2019, Colombia aprobó la Política Nacional para la Transformación Digital e Inteligencia Artificial para promover el uso estratégico de tecnologías digitales en el sector público y también en el privado. Esta estrategia –que aún se encuentra en proceso de implementación– fue una valiosa herramienta para gestionar la pandemia y sirvió como hoja de ruta para muchas actividades económicas que vieron una acelerada adopción de la IA en esta nueva normalidad, marcada por la baja presencialidad en muchas actividades y la automatización de tareas repetitivas.

Los avances por país

“Las estrategias de los Estados para implementar IA en sus instituciones hará que los servicios al ciudadano mejoren significativamente. Hay muchos casos de uso que se pueden aplicar para mejorar la gestión pública, desde modelos de machine learning para identificar patrones de comportamiento, el uso de IA en cámaras para alertar de actos en contra de la seguridad, asistentes virtuales para guiar a los ciudadanos en sus interacciones con los organismos del Estado, entre otros”, dice Alain-Paul Michaud, socio de Consultoría de EY Perú.


En ese sentido, de acuerdo con el Índice de Preparación Gubernamental para la IA 2020, elaborado por Oxford Insights y el Instituto de Cooperación y Desarrollo de Canadá (IDRC, por sus siglas en inglés), los países de América Latina y el Caribe enfrentan un panorama complejo en términos de adopción de tecnologías de IA, a pesar de que varias empresas medianas y grandes y gobiernos podrían aprovechar el uso de técnicas de IA, por la forma en cómo está integrada en la maquinaria empresarial y gubernamental plantea varias cuestiones en términos de inclusión, impacto y eficiencia.

El auge de las máquinas: robots versus personas

La automatización de muchas actividades en las empresas supone algunos temores para el mercado laboral. El Foro Económico Mundial (WEF), en su informe Future of Jobs 2018 advertía que en ese año ya el 29% de las tareas laborales eran realizadas por una máquina y debido a los avances tecnológicos, en 2025 esta cifra significaría la pérdida de 75 millones de empleos. No obstante, también proyectaba que el uso de estas tecnologías generaría más de 133 millones de nuevos roles de trabajo. En esa línea, Marushka Chocobar señala que, si los países no están preparados para maximizar los beneficios de la tecnología, una eventual y masiva pérdida de empleos sí va a generar un impacto negativo, sumado ya a la crisis económica que vive el mundo.


IA para la reactivación económica

2020 fue un año de rápida transformación digital para muchas industrias, en gran parte impulsada por la irrupción del COVID-19. Actualmente, en el marco de un proceso de reactivación económica mundial en esta nueva normalidad, la tecnología se perfila como un elemento clave para lograrlo, sobre todo la IA como herramienta para automatizar operaciones difíciles de realizar en plena crisis sanitaria. Aunque hay industrias que tienen vasta experiencia en el uso de IA, las políticas también están enfocadas en atraer otras que pueden maximizar las ventajas de esta tecnología con miras a retomar el crecimiento económico. Es el caso de Perú, que cuenta con industrias como la minera o la agrícola con gran expertise en IA, pero que apunta también a integrar a otras más a la ola tecnológica.

Artículo extraído y adaptado de AETecno – América Economía, escrito por Natalia Vera, y publicado el 08 de abril de 2021.

Vea el artículo original aquí

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *