corprefer.com

¿Qué es ser proactivo? La actitud esencial para cumplir tus sueños

Curado por Andrés Camilo Gallego en 11 de junio, 2021.

Antes de comenzar con la lectura…  ¿Deseas “transformar” a tú equipo de colaboradores y potenciar su proactividad? 

¡Contáctanos aquí y recibe un demo gratis! https://corprefer.com/contactenos/

¿Qué actitud tienes ante la vida?, ¿cómo reaccionas a las situaciones cotidianas? 

La actitud, es la manera habitual que tenemos de comportarnos en diferentes circunstancias. 

Es la postura que tomamos ante la vida.

Y una de las cualidades más importantes que tenemos los seres humanos.

Y dependiendo de ella, actuaremos de una forma o de otra, condicionando nuestros pasos y, por tanto, nuestro presente y futuro.

Se puede hablar de actitudes diferentes.

Algunas positivas y otras negativas, según el grado en el que nos benefician o nos perjudican. 

Esta vez, nos centraremos en la actitud esencial para tener éxito en la vida, en el 1er hábito del famoso libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey:

Ser proactivo

Un término que llama la atención, pero que no todos terminan de entender.

Descubramos qué es la proactividad, identificando los rasgos que definen a los individuos proactivos.

Así como diferenciando el ser proactivo del reactivo. 

Y si sigues leyendo, también descubrirás 3 formas de convertirte en una persona más proactiva.

¿Qué es ser proactivo? – definición

Ser proactivo, es asumir el pleno control de tu conducta de modo activo y decidir qué hacer en cada momento, anticipándote a los acontecimientos. 

Forma parte de la actitud que hace referencia a la manera en que reaccionamos a las situaciones.

En función de cómo reaccionamos, podemos hablar de la actitud proactiva o la actitud reactiva. 

  • Actitud proactiva

Las personas proactivas, son aquellas que prevén consecuencias, riesgos y oportunidades.

Además, actúan para adelantarse y cambiar el curso previsto de los acontecimientos.  

Viven enfocadas en el presente y en el futuro por igual. Ya que entienden que su forma de actuar en el presente, afectará a su futuro. 

Mantienen una actitud positiva y resolutiva en todas las situaciones y, sobre todo, son persistentes.

Creen en sus propias capacidades y se encaminan siempre hacia el logro y la efectividad.  

Ejemplos de proactividad

  1. Conoces las fechas de tus próximas vacaciones. Te adelantas en comprar los billetes de avión y ya organizaste todo lo práctico en torno al viaje. El viaje acaba saliendo más barato, ya que compraste con anticipación. Y tienes una preocupación menos en el futuro.
  2.  Quieres emprender un negocio propio, pero careces de ciertos recursos. Pones en marcha un plan de acción. Identificas los cambios que necesitas hacer y los implementas. Persistes hasta que ves que se cumple tu sueño. 
  • Actitud reactiva

En el extremo opuesto, tenemos la actitud reactiva.

Las personas reactivas, se mueven por sus sensaciones; no controlan fácilmente sus emociones, ni su forma de reaccionar. 

Carecen de criterios propios y recurren continuamente a la aprobación de los demás. Algo que hace tambalear su frágil autoestima. 

La diferencia fundamental entre proactivo y reactivo, es la iniciativa propia. 

Las personas proactivas, crean su propio destino y persiguen sus sueños.

Mientras que las reactivas, tienen cierto miedo al fracaso y al éxito. Y les cuesta cumplir con sus objetivos y sueños.  

Una persona proactiva, es un hacedor, mientras que una reactiva tiende a procrastinar. 

¿Qué es ser proactivo en el trabajo?

Ser proactivo, es ese valor añadido que la mayoría busca en los empleados.

Incluso se ha convertido en un requisito para muchas ofertas de empleo.

Un trabajador con un comportamiento proactivo, es una ventaja para la empresa; ya que sabe adaptarse a un entorno tan cambiante y competitivo como el actual.

Las empresas buscan personas flexibles, que se adapten a lo inesperado y que sepan gestionar la incertidumbre.

Contar con empleados proactivos, garantiza una mayor productividad y éxito, ya que siempre generan cambios constructivos en su puesto de trabajo. 

Pero la recompensa no solo es para la organización.

El trabajador se beneficia igualmente de las recompensas.

El anticiparse a eventos futuros, ayuda a evitar la acumulación de trabajo y a prevenir problemas.

Además, el esfuerzo les llena con sentimientos de logro y tienen mejores perspectivas de carrera.

Rasgos de los individuos proactivos

Estos son algunas de las características más notables de las personas con alta proactividad:

  1. Conocen sus potencialidades y debilidades
  2. Ven los problemas como oportunidades
  3. Saben gestionar sus emociones 
  4. Se adaptan fácilmente a los cambios
  5. Convierten los fracasos en oportunidades de aprendizaje
  6. Saben vivir el presente 
  7. Capacidad de planificación
  8. Alta disciplina
  9. Promueven la creatividad
  10. Son organizadas
  11. Piensan a largo plazo
  12. Aceptan las críticas de forma constructiva
  13. Son dinámicas
  14. Confían en sí mismas
  15. Emprenden en todos los ámbitos de su vida

3 formas de ser más proactivo

Como hemos visto, la actitud expresa la disposición que tenemos ante la vida.

Esta disposición es totalmente maleable

Podemos cambiar nuestra actitud a través de nuestras decisiones. Eligiendo nuevas opciones cambiamos el rumbo de nuestra vida.

Si hoy te decides por ello, puedes tomar nuevas decisiones y convertirte en una persona más proactiva.  

Aquí les presentamos 3 formas de implementar la proactividad:

  • Controla tu actividad

Un factor que nos estresa, es ese sentimiento de descontrol.

Tenemos tantas tareas pendientes, que nos invade el pánico y no conseguimos actuar. 

  • Prioriza 

Haz una lista de todo lo pendiente por hacer. 

Ordénala de manera que empiece por las más relevantes. En vez de intentar hacerlo todo a la vez, céntrate en las actividades más importantes y trata de cumplirlas.

  • Reflexiona

Piensa en lo que puede acontecer en el futuro.

Reflexiona sobre potenciales problemas y cambios. De esta forma, puedes planificar y actuar como corresponda en el momento presente.  

Las personas proactivas, suelen dedicar mucho tiempo a la reflexión y planificación. Ese momento de planificación, les ayuda a iluminar su camino. Saben a dónde van y han identificado los pasos a seguir. 

  • Busca círculos proactivos 

Es de conocimiento común, que nuestro entorno social nos influye. Seguro que puedes identificar a unas cuantas personas que definirías como proactivas. 

Tu jefe, un compañero de trabajo, un amigo, una persona célebre…

Interésate más por ellos, obsérvalos y aprende. 

¡Y sobre todo, aplica lo aprendido! 

  • Pásate al círculo de influencia

Preocuparnos, es probablemente la mayor pérdida de tiempo que existe. 

Pasar al círculo de influencia, significa dejar de preocuparnos tanto.  

Es poner en práctica esa sabia reflexión ofrecido por el Dalai Lama en una carta acerca de la preocupación.

Si un problema tiene solución, ¿para qué preocuparse? Y si no la tiene, ¿para qué preocuparse? Dalai Lama

Círculo de influencia vs. círculo de preocupación

Estos dos conceptos, figuran en el capítulo sobre proactividad del libro que les hemos mencionado antes: Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Todo lo que puedes controlar, forma parte del círculo de influencia.

Y todo aquello sobre lo que no tienes control, en el círculo de preocupación.

Las personas proactivas, invierten su energía en el círculo de influencia. 

Dedican su tiempo en aquello que les es posible cambiar. Centrando sus esfuerzos en lo que pueden solucionar y dejando de lado sus preocupaciones. 

Por otro lado, las personas reactivas, centran sus esfuerzos en el círculo de preocupación. Su foco se sitúa en circunstancias sobre las que no tienen ningún control.

La mayoría de la gente piensa que el aprendizaje es la clave para el autodesarrollo.

Así es como fuimos criados: cuando éramos jóvenes, estudiamos álgebra, leímos historia y memorizamos los nombres de elementos en la tabla periódica.

Pero una vez que creces y experimentas la vida, te das cuenta de que no puedes “aprender” ciertas cosas, como el crecimiento personal.

Vishen Lakhiani, fundador de Mindvalley y autor bestseller del New York Times, descubrió que la clave para el autodesarrollo no era “aprender”, sino más bien “transformar”.

Artículo extraído de Mindvalley Blog, escrito por Camilla Jacobsen y publicado el 28 de septiembre de 2019.

Vea el artículo original aquí

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *